Información Y Ayuda Para Estudiantes De Magisterio Y Pedagogía

11 abril, 2012

Rajoy Pasa el Cortacésped Sobre la Educación

10.000 millones menos para el estado de bienestar.


6.400 millones menos para Educación.


    Ya nos habíamos acostumbrado a los recortes presupuestarios, que iniciados hace tres años pretenden estabilizar nuestro abultado déficit público. Sin embargo, lo que anteayer anunció el ejecutivo de Rajoy no fue un recorte, fue un rasurado de los servicios públicos. El anuncio afirmaba que se invertirán 10.000 millones de euros menos en sanidad y en educación, que son de paso los principales pilares del estado del bienestar. Esta medida se suma a la reducción de 30.000 millones que contemplan los presupuestos generales de este año. Se añadirá un ajuste de 6.400 millones además de los más de 3000 que ya han recortado en educación en los últimos dos años. El presidente ha asegurado que las medidas de austeridad anunciadas no restarán calidad al sistema educativo. Yo me pregunto: ¿Es esto posible?



    Según ha detallado el gobierno los tijeretazos los llevarán a cabo las comunidades autónomas, que son las que acarrean la mayor parte del déficit (debido a sus competencias). Reconforta al menos saber que la gratuidad del sistema no está en entredicho, y que no habrá copago. Algunas ideas para llevar a cabo el "pedazo ajuste" de 6.400 millones son las siguientes:


  • Subir el número de alumnos por aula. Actualmente la legislación establece que el número máximo de alumnos por aula es de 27 el primaria y de 33 en secundaria.
  • Aumentar las horas de clase que los profesores dan por semana; se pueden dar un máximo de 25 en primaria y 21 en secundaria. Para llevar adelante estas medidas tal vea se modifique el marco legislativo. 



      En definitiva, tendremos aulas con más alumnos, que recibirán más clases semanales. En estas circunstancias va a ser muy difícil que la calidad del sistema educativo no se vea resentida. Con aulas más llenas los profesores deberán esforzarse más por atender a todos sus alumnos, y aumentará su fatiga. El trato será menos personalizado y se aplicará la metodología del aula de forma más homogénea; por lo que la atención a la diversidad será menos .

     Se requerirán menos profesionales y cada profesor tendrá que hacerse cargo de más alumnos. La mayor parte del presupuesto se gasta en los salarios a profesores, y una menor contratación supondrá ahorro. Eso si, ¿Huele a más paro? Una tragedia para la educación pública. La educación concertada también sufrirá por los recortes. Previsiblemente las subvenciones disminuirán.

     Por otro lado, se baraja incrementar el precio de las matrículas en las universidades públicas, incluso eliminar carreras con escasa demanda. Esto último tendría sentido siempre que se tratara de eliminar la duplicidad de carreras que tienen muchas universidades próximas entre sí. La oferta de titulaciones no puede superar a la demanda.

      Hay de fondo un inconveniente más, y es que actualmente las instituciones educativas cuentan con mayor número de alumnos que en años pasados. En concreto, 320.000 estudiantes más en colegios e institutos y 200.000 más en las universidades. Así, el sindicato CCOO calcula que el recorte por alumno será de al menos un 25% en los dos próximos años, una "burrada".

     Nos queda el consuelo de que las durísimas medidas no se están aplicando por capricho, sino por la adversa situación económica que vive España. Confiemos pues que en los próximos dos años, que se esperan especialmente duros, hayamos saneado significativamente las cuentas públicas. En cualquier caso, la educación universal y gratuita es algo a lo que los ciudadanos de este país no deberíamos renunciar nunca, a pesar de que haya agoreros y buitres varios a los que nos les interese.

Iñaki Celaya


No hay comentarios:

Publicar un comentario