Información Y Ayuda Para Estudiantes De Magisterio Y Pedagogía

27 mayo, 2012

Cinefórum 1: Ser y Tener, de Nicolas Philibert

    Estreno este nuevo apartado "Cinefórum" para compartir con vosotros películas de temática educativa. Afortunadamente, el cine nunca se ha olvidado de la educación, y aunque por lo general poco comerciales, hay infinidad de películas de calidad. Iré desgranando con vosotros las que vaya encontrando y me parezcan reseñables. 


     Hoy traigo "Ser y tener", filme francés del director Nicolas Philibert (2002). Es una película documental, muy tierna y absolutamente real, que deja de manifiesto toda la humanidad que la educación entraña.

Ser y tener


Ficha técnica:


Título original: Étre et avoir

Dirección: Nicolas Philibert

País: Francia

Año: 2002

Duración: 104 min

Género: Documental

Intervenciones: Georges Lopez, Laura, Guillaume, Julien, Jonathan, Nathalie, Olivier, Alizé, Johann, Jessie, Jojo, Marie, Létitia, Axel

Producción ejecutiva: Gilles Sandoz

Música: Philippe Hersant

Fotografía: Katell Djian y Laurent Didier

Montaje: Nicolas Philibert

Estreno en España: 2 de Enero de 2004

Idioma: Frances / doblada al español 

El director Nicolas Philibert

Sinopsis:


   Inspirado en el fenómeno francés de la "clase única", Ser y Tener muestra la vida de una pequeña clase de un pueblo a lo largo de todo un curso, mostrándonos una cálida y serena mirada a la educación primaria en el corazón de la Landa francesa.Una docena de alumnos entre 4 y 10 años reunidos en la misma clase, se forman en todas las materias bajo la tutoría de un solo profesor de extraordinaria dedicación.Maestro de la autoridad tranquila, el profesor Georges López conduce a los chicos hacia la adolescencia, mediando entre sus disputas y escuchando sus problemas.

Críticas de prensa:


"Una única mirada que logra hacernos ver algo tan invisible como el crecimiento..." 
(Ángel Fdez. Santos: Diario El País)

"Una maravillosa película (...) la cámara convierte en espectáculo fascinante el día a día en un aula, sin juzgar ni manipular." 
(Alberto Bermejo: Diario El Mundo)

Trailer de la película:


Crítica personal en clave educativa:


(La presente crítica puede contener partes de la película, por lo que no recomiendo leerla sin antes visionarla)

  Para analizar la película me he planteado 10 cuestiones, íntimamente ligadas a la educación.

1. El saber educativo; práctico y teórico. 

     Al ver la película nos damos cuenta que el saber práctico y teórico de la educación se dan conjuntamente la mayor parte del tiempo, ya que es necesario un saber teórico que fundamente la práctica y un saber práctico que de soporte a la teoría. Así, podemos apreciar la conjunción de estos saberes cuando el profesor Lopez pone a juicio de sus alumnos los escritos que estos han hecho, para aumentar la interacción en clase y aprender los unos de los otros; es una táctica simple pero muy enriquecedora para todos. Aunque es difícil encontrar los dos saberes por separado, podemos ver un claro saber teórico en la forma de orientar a los alumnos mayores para el siguiente ciclo escolar. Como ejemplo del puro saber práctico destaca la eficacia del profesor López para prevenir y resolver conflictos interpersonales, como peleas. 

2. La actuación educativa; instrucción y formación. 

    Es muy común separar el proceso educativo en instrucción y formación. En la película tenemos varias escenas donde cada uno de estos aspectos son protagonistas por separado. En el caso de la instrucción, podemos verla en diversas enseñanzas de carácter práctico como leer o escribir; o cuando el profesor López enseña a sus alumnos a cocinar. Por otro lado también hay escenas donde la formación tiene mayor carga; el profesor enseña a sus alumnos valores morales, cívicos y estéticos, como lavarse las manos o el escaso beneficio de las peleas (complementando la labor de los padres en casa). También hay algunas enseñanzas que implican un aprendizaje práctico además de otro formativo (normalmente más sutil para detectarlo). 

3. La comunicación educativa. 

     El filme ha elegido como protagonista al típico profesor dulce y entregado a su labor, que disfruta con la enseñanza. La comunicación de los alumnos con el profesor López es, en su parte objetiva, de gran calidad y muy adecuada para educar. En este clima, la interacción entre los alumnos también es en general muy rica y positiva. Llama la atención que los alumnos con mayor edad, preadolescentes, muestran más actitudes hostiles entre ellos. Sin embargo, los más pequeños se muestran más cooperantes. La comunicación subjetiva entre el profesor López y sus alumnos se puede apreciar por el grado de interés que muestra cada uno por las acciones y palabras del otro. Parece que el profesor López tiene mayor inclinación subjetiva hacia los chicos más rebeldes, o hacia los que tienes mayores problemas para avanzar. La comunicación entre Jojo y López es un claro ejemplo; o también los silencios entre las frases que López pronuncia en las charlas de fin de curso a cada alumno. La película se ceba con la actuación incompetente de una familia, en la escena en que un alumno de mayor edad está haciendo un ejercicio junto a su madre. Objetivamente la actuación de la familia es de ayuda, pero subjetivamente se aprecia una violencia e ineficacia en el método; y un clima demasiado tenso para que el niño aprenda realmente. 

4. El sujeto de la educación y la finalidad de la educación. 

     El hecho de dirigir una clase con tan variados alumnos implica un desafío importante para el profesor López. Este debe esforzarse en discernir y suplir la necesidades de cada uno, en el contexto de ayudarles a crecer. hay una momento clave en la película donde se advierte el esfuerzo del profesor para hacer entender a los niños el porque de asistir a la escuela. En la primera mitad de la película López se encuentra hablando con Yoyo y le pregunta a ver porque asiste a clase. Jojo al principio responde que para contentar a su madre, la cual lo obliga a ir. Entonces López le confiesa que hace mucho más en la escuela que pintar o jugar, aprende a escribir o a leer; en definitiva, cosas que van a ser muy útiles para su futuro. Además hay un momento en que profesor y alumnos charlan sobre lo que estos van a ser cuando sean mayores. Aquí se advierte que el protagonista de la educación no es el maestro, sino el alumno. 

5. La contemplación en el filme. 

    La "dimensión contemplativa" de la película se ve reforzada por el carácter de documental que tiene. En cierto sentido no hay un guión recio que perfile el metraje, sino un cúmulo de escenas naturales seleccionadas. Esto hace la película muy natural, ya que todo es veraz, sin las clásicas teatralidades o hipérboles que vemos a menudo en las películas. También se ha desechado la banda sonora en la mayor parte del filme, con lo que no hay nada que descentre la atención del espectador de la acción central. Este estilo de cine corre el peligro de resultar excesivamente plano y aburrido, pero en este caso eso se salva por la complicidad y la ternura que despiertan los protagonistas, los niños. 

6. Actuación Vs. Contemplación.

    En la película distinguimos momentos en los que los niños interaccionan con el entorno y otro en los que lo contemplan, para aprender de él. La interacción con el medio es la más frecuente en el transcurso de la película, ya que los niños hacen tareas con los materiales que les da el profesor y producen escritos, dibujos, manualidades, comida y hasta cuidan a los animales. Sin embargo, hay un momento del documental en el que López lleva a sus alumnos de excursión a una escuela de primaria. Allí ellos contemplan un escenario totalmente diferente a su pequeña escuela, y limitándose a absorber lo que pasa aprender infinidad de cosas; por ejemplo Jojo que da maravillado al ver el comedor de la escuela. 

7. La libertad: dimensión esencial de la finalidad educativa.

   En Ser y tener reina un ambiente tranquilo en el que los niños gozan de libertad para actuar, dentro de los parámetros que pone el profesor López. Además los niños tienen un tiempo fijado para el recreo donde juegan como les place. No obstante, hay varios momentos en los que el profesor ve necesario el uso claro de su autoridad, siempre para el bien de los niños. Citare dos ejemplos, uno de los pequeños y otro de los mayores. Hay un momento en el que Yoyo quiere salir al recreo sin haber terminado la tarea, y el profesor lo retiene, lo regaña razonablemente y lo obliga a terminar su deber antes de salir a jugar. En el caso de los mayores, después de que tenga lugar una pelea entre los alumnos el profesor López los reúne a ambos y les hace reflexionar sobre lo ocurrido. 

8. Dimensión personal de la educación.

     Como venimos adelantando, en la película tienen lugar acciones más transcendentes que el mero aprendizaje; es el caso de la interacción personal. El profesor López nos hace entender en la reflexión final que hace sobre su profesión que el oficio de profesor es algo más que enseñar a un alumno un contenido curricular determinado. En la enseñanza se produce un intercambio de actitudes, sensibilidades y filosofías de vida entre profesor y alumno; y este intercambio se sucede en segundo plano, junto al resto de acciones cotidianas de clase. En “Ser y tener” esta donación entre profesor y alumno se intuye claramente. Se percibe por el afecto que López muestra hacia cada uno de sus alumnos, en esa preocupación que expresa y en la postura de hacer reflexionar a los niños sobre las implicaciones de lo que hacen bien y mal. El profesor López educa, no sólo instruye. 

9. Dimensión social de la educación.

    Las diferencias entre la escuela donde estudian los alumnos del profesor López y la que visitan en la película son notables. En primer lugar se aprecia que el espacio y el número de personas con las que cuenta la escuela urbana son superiores a la del señor López. Por lo tanto los servicios que precisa y el personal con el que cuenta serán también mayores. La escuela urbana permite clasificar a los alumnos por edades en aulas dedicadas a determinado nivel, y se pueden usar materiales más especializados para ello. Esto también influye en el personal escolar, que estará más especializado que el señor López, y tratará a cada cúmulo de alumnos, y sólo a ellos, según sus necesidades. En definitiva, dadas las diferentes demandas que tiene el centro, la oferta de este será diferente; como es lógico. 

10. Aspectos de la formación humana. 

     En la película hay numerosos ejemplos que reflejan la formación integral de la persona, en los aspectos estético, afectivo, intelectual, moral y cívico. En cuanto a la educación estética, la vemos cuando López trabaja con Yoyo la importancia de lavarse las manos. En el plano afectivo, podemos ver los resultados de la eficaz educación del profesor López cuando al final todos los alumnos lo abrazan y le dan muestras de cariño. La educación intelectual se ve a lo largo de todo el filme, sobre todo en las lecciones de lectoescritura y matemáticas; o cuando Jojo y el profesor López hablan sobre si los números acaban o no. Las educaciones moral y cívica van de la mano en muchas escenas de la película: cuando López habla con dos alumnos que se habían peleado, y les enseña todo lo negativo que tiene esta práctica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario