Información Y Ayuda Para Estudiantes De Magisterio Y Pedagogía

02 mayo, 2012

Reforma Universitaria al Canto



         En la historia de España se ha denominado "cirujano de hierro" a aquel gobernante que ha tenido que emprender severas reformas para sacar al país de situaciones adversas. Y es que España no ha conseguido quitarse definitivamente su sambenito de enfermo, necesitado de reformas y reformas. El gobierno de Rajoy parece ser el nuevo cirujano de hierro español, tras los dos años reformistas de Zapatero. 





       El titánico reto que tendrá que atajar nuestro novedoso salvador es reducir en apenas dos años 5 puntos porcentuales del déficit público. Así, se ha emprendido la reforma laboral, los austerísimos presupuestos de este año y recortes en sanidad y educación por 10.000 millones de euros. La nueva reforma educativa que se avecina es la de las universidades. Ya anticipaba el ministro Wert hace un par de meses que la oferta de titulaciones universitarias era excesiva, y que hay universidades con servicios duplicados e innecesarios. El ministro insiste en que el objetivo de su inminente reforma universitaria es la "excelencia, internacionalización y la movilidad". 



Universidad Complutense de Madrid



       Esta reforma a sido recibida con inquietud por profesionales de las universidades y por alumnos. Oposición y sindicatos la definen como un recorte más, aunque la calificación de estos sectores tiene un evidente sesgo político. Pese a todo, que las medidas no van a contener gasto presupuestario está cantado. El ministro de educación ha reunido a una comisión de expertos para reformar el sistema universitario español. Su presidenta es Teresa Miras Portugal, Catedrática de Bioquímica y Biología Molecular en la Universidad Complutense de Madrid. Veremos en qué consisten las ideas que conocemos de la nueva reforma universitaria. 


Mº Teresa Miras Portugal, presidenta de la comisión de expertos.


"el objetivo de su inminente reforma universitaria es la "excelencia, internacionalización y la movilidad".
Jose Ignacio Wert



      Antes unos datos en los que incide el ministerio. El gasto público en instituciones de educación superior respecto al PIB en España se sitúa en el 1,2% y el gasto por estudiante respecto al PIB per cápita en el 40%; ambos a niveles de la OCDE. Sin embargo, no hay en universidades españolas en el ranking de las 150 mejores universidades del mundo. Lo que está por ver es si la reforma será capaz de mejorar la universidad española y prestigiarla, además de eliminar duplicidades, disminuir la oferta de titulaciones y aplicar la tijera. 


Mapa con las diferentes universidades españolas.




       En primer lugar se avistan medidas que huelen a ahorro. Las tasas universitarias subirán subir hasta 540 euros. Además los repetidores pagarían las tasas burocráticas a modo de "castigo". Las comunidades son las que tienen la competencia de aplicar la subidas e tasas. Algunas ya se han revelado, como el País Vasco, o Navarra que también se ha mostrado reticente. La diferente situación de las cuentas en cada región hará que los ajustes se apliquen de manera desigual.


     Después, le llega el turno a las titulaciones con poca demanda, pocos estudiantes u ofertadas en universidades próximas. Esto último, con la excusa de suprimir duplicidades, no es más que otra poda presupuestaria, de las otras que enumero a continuación. 


     La investigación universitaria, muy valiosa para la competitividad y el caché cultural de España, también se ve afectada. Se disminuyen horas a de investigación. La investigación en nuestro país ha estado históricamente algo rezagada respecto a sus vecinos europeos, y esta medida va a ser una nueva patada al progreso. Lo paradójico de las medidas de austeridad es que debilitan los mismos pilares sobre los que se debe basar el futuro modelo económico.


     El diagnóstico del ministerio es especialmente negativo respecto a las universidades, y según mi opinión intenta justificar las medidas que acabo de enumerar. Las medidas no parecen tener mucho espíritu renovador o de excelencia, simplemente pretenden gastar el mínimo posible. La tesis de Wert es que el importante gasto que se dedica a las universidades no garantiza que los estudiantes rindan en proporción, o que no abandonen las carreras (como hace un elevadísimo porcentaje). 


     El ministro también menciona que la universidad en España es endogámica. Con estas afirmaciones denuncia que en los centros de educación superior predomina el enchufismo y los futuros profesores y investigadores son siempre antiguos alumnos. También que hay demasiadas universidades, muy cerca las unas de las otras, fruto de oportunismos políticos. Reconozco que en este punto estoy bastante de acuerdo, y esto tiene consecuencias negativas para el conjunto de la sociedad. Sin embargo, no hay muchas medidas sobre la mesa para combatirlo. Como mucho se puede interpretar que la supresión de titulaciones ayuda a eliminar duplicidades y despilfarro, pero habrá que ver lo que se hace y cómo afecta a los estudiantes.


   La comunidad universitaria, desde la CRUE (Conferencia de Rectores de las Univer- sidades Españolas), ya ha respondido a los anuncios del ministerio. Considera ataques los argumentos de Wert y ha presentado datos que contrastan con los vaticinios del ministerio de educación. Los rectores afirman que el 71% de los estudiantes que inician una carrera obtienen tarde o temprano el título. Por otro lado la Conferencia de Rectores ha insistido en que la universidad española tiene peso en materia de investigación y desarrollo científico; también en publicaciones académicas. Defienden también la eficiencia en este sector ya que España destina menos presupuesto (un 1,39% de su PIB) que la media de la OCDE (2,3). La CRUE también revela que la mayoría de patentes que se registran en España proviene  de la universidad. 


     Así, se produce un enfrentamiento entre centros educativos y el ministerio, no por el hecho de que se quiera optimizar la universidad, sino por el miedo a los inminentes recortes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario