Información Y Ayuda Para Estudiantes De Magisterio Y Pedagogía

02 junio, 2012

Rompo Una Lanza Por Internet

     Durante años Internet ha sido puesto en duda por la comunidad educativa. Que es un inagotable almacén de información es evidente, pero la veracidad de la misma es algo que no está tan claro. La también llamada "red de redes" se compone de los inputs de millones de personas en todo el mundo. Tanto el presidente del gobierno como la vecina del cuarto pueden escribir un comentario en un foro o actualizar su estado de Twitter. Solo el plantearse moderar y corregir los millones de mensajes que se publican día a día, minuto a minuto, es digno de locura. La información fluye sin control, sin censura, libre. Corretea cual potro salvaje por la pradera. La gran red es una patria sin fronteras de ningún tipo.



Principales navegadores web.

     La esencia libre de Internet y la facilidad con la que se obtiene su información es una tentación constante para el plagio y el "copia y pega". Todos hemos oído a compañeros de clase que para cierto trabajo copiaron x artículo de Internet, o nosotros mismos seguro que nos hemos basado alguna vez en algo ya escrito. El plagio siempre ha existido, pero la facilidad que brinda Internet para cometerlo no tiene precedentes. 



     El plagio de las publicaciones de terceros es una falta moral, pero hoy no quiero incidir demasiado en esto. Ya lo hice en este artículo de hace algunas semanas. Me interesa, en esta ocasión, centrarme en la veracidad y uso de la información digital. Seguramente la experiencia nos ha hecho percatarnos de que muchas definiciones o explicaciones que pululan por la red son heterodoxas. A menudo se trata de opiniones o generalizaciones de lo que se intenta explicar, por lo que el alumno incauto que las copia sin contrastar puede salir escaldado. La idea de que las publicaciones en papel tienen mucha más calidad que los artículos digitales ha sido repetida hasta la saciedad por los profesores. Ellos "están hartos" de tener que tachar párrafos enteros de trabajos plagiados, que encima contienen información errónea. 




Pero... ¿Es cierto que Internet es un peligro para comunidad académica? ¿Es inservible para los alumnos?




      Mi opinión dista bastante de el sambenito que se le ha impuesto a Internet. Y es que la gran red no es más que el reflejo de la sociedad. Precisamente su accesibilidad por parte de todos hace que la sociedad esté perfectamente representada en la red. Hay páginas dedicadas al puro entretenimiento, noticias, morbo, exhibicionismo de las parafilias más truculentas, etc. Pero también hay miles de sitios, como este, dedicados a asuntos serios, de carácter formativo. La red cuenta con infinidad de artículos escritos con rigor "por gente que sabe". Esta realidad obliga a tener el sentido crítico más agudizado que nunca; debemos ser selectivos con la información, contrastar varias fuentes y nunca conformarnos con lo primero que encontremos. 






   Uno de los sitios más populares para hallar información rápidamente en Internet es Wikipedia. Esta enciclopedia en línea ha destronado a las ediciones en papel de las grades editoriales, y ha borrado del mapa a otras enciclopedias digitales como la "Encarta" de Microsoft. El secreto está en su sencillez de interfaz, su facilidad de uso y, ante todo, en su precio: 0 €. Esta enciclopedia está redactada por miles de editores que en todo el mundo dedican parte de su tiempo y esfuerzos a escribir sobre lo que saben. Los artículos pueden consultarse en varios idiomas y están siempre actualizados. 


    El hecho de que cualquiera pueda editar artículos de Wikipedia es inquietante, pero lo cierto es que el sistema tiene unos indices de "gamberrismo" muy razonables. Además, hay personas que revisan las publicaciones para garantizar su calidad en la medida de lo posible. El resultado es increíble. Consultar fechas de acontecimientos históricos es sencillísimo. Uno puede saber en un par de segundos cuando nació y murió Isaac Newton o cuál es el número atómico del Bario. Las definiciones de conceptos también están muy logradas. Es una excelente herramienta para consultar y salir de dudas en momentos clave.


     Claro que también tiene sus peros. Muchas veces la información referente a asuntos muy especializados no es del todo precisa. En estos casos, que suelen coincidir con la realización de trabajos académicos, es mejor recurrir a más fuentes. No obstante, los artículos de Wikipedia siempre pueden servirnos de aproximación.


    En conclusión, quiero romper una lanza por la información que corre por Internet, que bien elegida puede sernos de gran utilidad y contribuir a nuestro conocimiento muy significativamente. Es injusta la fama que se le ha impuesto a este medio. Tal vez sea simple envidia por ser el estandarte del progreso en el siglo XXI... ¡Quién sabe! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario